TRATO JUSTO E IGUALDAD


Por: Abg. Gabriel Velásquez Reyes – LD

(gabriel128_196@hotmail.com)


De gran relevancia en lo que respecta a la materia de contratación pública, es primordialmente los principios de trato justo e igualdad, los cuales requieren que se debe actuar con el mismo trato a todos/as los oferentes en un procedimiento precontractual.

Comprendiendo de tal manera, que no es oportuno evidenciar que existe un trato preferente a un determinado proveedor, o en su defecto, que se dé un acto discriminatorio a otro. Es importante indicar que los referidos principios implican que las mismas exigencias o reglas se apliquen a todos los oferentes, citando como referencia lo que señala la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública y su Reglamento de aplicación, Normativa esta que estipula varios casos en los que se reconocen estos principios, como por ejemplo la posibilidad de la etapa de convalidación de errores con carácter de forma, acción que es necesaria y obligatoria su notificación a todos/as los oferentes participantes en el proceso.

Nuestra legislación no dispone que se acepta la información privilegiada, por lo que la misma afectaría notoriamente a los principios de igualdad y trato justo, ya que existen inhabilidades que la misma Norma señala, en las cuales se establecen situaciones que impiden que las personas que hayan estado vinculadas con la elaboración, revisión o aprobación de los pliegos referentes al proceso, obtengan beneficios del mismo; ya que esta acción favorecería a sus interés o a los de los oferentes. Considerando que la lógica y sentido de las inhabilidades es el de no permitir la contratación con el Estado a ciertas personas que puedan ejercer directa o indirectamente influencia con las entidades contratantes, o que puedan beneficiarse por su participación, dirigiendo el proceso de selección a su favor o de sus allegados.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz