Miami desperdicia un juego tremendo de Whiteside

Hassan Whiteside tuvo el juego de su vida, lástima que el resto de sus compañeros no lo ayudaron a celebrar.

El gigante logró el lunes por la noche su primer partido con más de 30 puntos en la NBA, pero eso no fue suficiente para evitar una derrota del Heat 101-94 frente a los Sixers en Filadelfia.

Con 32 cartones y 13 rebotes, parecía que Whiteside se echaba al equipo sobre sus hombros, pero problemas de faltas personales le impidieron desplegar aún más sus letales armas.

Mucho se esperaba del duelo individual entre Whiteside y Joel Embiid, quien se fue con 22 puntos, pero la causa principal de la derrota habría que encontrarla en la descoordinación de los esquemas del Heat a partir de la segunda mitad.

Miami comenzó el encuentro con la misma energía de sus dos victorias previas y si en el primer cuarto del triunfo en Washington marcó 33 puntos, en esta ocasión sumó 30 con un dominio total de las acciones.

Una vez más, Whiteside dictó el paso en los 12 minutos iniciales y cuando el silbato anunciaba la continuación del encuentro en el segundo parcial, el gigante ya mostraba 13 puntos y cinco rebotes en su palmarés.

Pero todo cambió de manera dramática en ese segundo período, al punto que Miami solo anotó cuatro tiros de campo en 22 intentos, encerrado en la defensa de Filadelfia que cerró filas en torno al aro.

De la misma manera, no ayudó para nada el hecho de Whiteside recibiera su tercera falta en momentos cruciales del período y tuviera que verse relegado a la banca de forma momentánea, mientras que los hombres altos de los Sixers aprovechaban su ausencia.

No sorprendió a nadie que para el momento del descanso obligado, los locales ganaban por un punto (46-45), obligando a Miami replantear su estrategia de cara a la segunda mitad del choque.

Sin embargo, los problemas continuaron para un Heat empenado en disparar a larga distancia, a pesar de un atroz 22 por ciento de efectividad, y que estuvo errático en los tiros libres.

 A Miami se le hubiera escapado el juego en ese tercer parcial de no haber sido por Whiteside, quien al final de ese tiempo ya acumulaba 28 cartones y 10 rebotes, pero echando de menos un poco de apoyo.

Con sentido de urgencia, el Heat intentó un último asalto al fuerte de los Sixers y, de hecho, logró empatar el marcador, pero nuevamente Whiteside salió con su quinta falta y los visitantes vieron cómo se desvanecía su esfuerzo. (elnuevoherald.com)

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz