¿Infierno o paraíso?

Carlos Cedeño/LD

Algo de aquello dice Jorge Barraza en su columna de Diario El Universo. Lo cierto que ahora hay infierno porque Argentina se puede quedar fuera del mundial y entonces ese color rojo que sería aquel lugar de terror, ahora solo por el fútbol, sería celeste.

Y la pregunta surge: ¿Mundial sin Argentina o sin Messi?. Sin duda alguna que todo pasa por la tradición de un país animador de este certamen. Pero siempre para todo hay una primera vez; entonces Rusia si tendrá mundial con Brasil, Uruguay, Chile, Perú o Colombia; mientras que los “gauchos” se aferran al milagro y hasta imploran a Hernán Barcos que conquiste las alturas de Quito con un centro de Messi, que no podrá ser.

¡Bendito fútbol! La vida sigue, pero los exagerados del fútbol les parece el fin del mundo y solo es el fin de una paternidad, que estaría ausente. Ecuador con una victoria de honor y de decoro, les puede quitar a los argentinos “la vida”, que terminará en llantos, lamentos e insultos y uno que otro “crucificado” escogido desde las bajas pasiones, ¡bendito fútbol!, deporte que hace rico a los pobres sin esperanza y que podría acabar  todo el prestigio recorrido por Jorge Sampaoli.

El paraíso del fútbol seguirá y cada uno de los ausentes en la cita mundial vivirá “el infierno” a su manera o en la “hoguera bárbara”. No que hay que exagerar, es solo un deporte para perder o ganar y seguir con vida y la oportunidad de una sana revancha con sabor a humildad.

Yo digo: TODO PASA, frase que la tenía incrustada en su anillo el “tirano” Julio Grondona, que en su presencia tuvo en el sitial de lo alto al fútbol de su país, hasta que llegó la corrupción que ya había, pero que nadie había puesto el dedo bíblico en la llaga.

A mis pocos amigos como René Alfredo Paz que estará en el Atahualpa acompañado de sus amigos de infancia pisando por primera vez tierras ecuatorianas, sea cual sea el resultado, no hay que sentir vergüenza, es solo fútbol. ¡Que la suerte les acompañe!

El martes el grito de gol acelerará los corazones de fútbol del continente; mientras un Ecuador sin sobresaltos con nuevos jugadores con ansias de gloria como los que juegan en Delfín quieren una reivindicación y minutos de gloria.

¡Bendito fútbol!

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz