Impactante accidente en Indianápolis

Las 500 Millas de Indianápolis tienen como particularidad la gran velocidad que toman los autos en las curvas y en la recta,  los pilotos llegan a un promedio de 370 km/h, más rápido que la Fórmula 1. Ocurriendo a veces espectaculares accidentes como el que se vio en la primera parte de la carrera Scott Dixon voló por el aire y salvó su vida de milagro terminando con su monoplaza prácticamente destrozado tras chocar con el del británico Jay Howard.

Afortunadamente, Dixon abandonó el coche por sus propios medios. La carrera se neutralizó con Fernando Alonso en el primer puesto.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz