El fútbol enmarcado: Realidad o perspectiva negociable

Belén Mendoza /@mmendozabelen

Los  hechos que son vistos como fútbol, más no como un negocio deportivo, son aquellos que son merecedores de una buena opción para disfrutar de la elegancia del jugador con el balón en cancha.

En tiempos antiguos, el fútbol se veía con un punto de vista diferente, desde una perspectiva que generaba y transmitía pasión por tocar un balón,  por tocar una cancha o simplemente ponerse un par de zapatos que permitía transportarse hacía minutos de gloria, con tan solo pensar verse en un cotejo,  que con una mirada cercana o muy lejana se veía enmarcado a una completa fiesta del deporte.

No por esto se está diciendo que en tiempos actuales, no se viva con alegría, solo que en los actuales momentos,  en ligas profesionales se compra fichajes o se venden con el fin de ganar un partido o  un campeonato.

Estamos sobreactuando en el fútbol, por el hecho de no convencernos que el verdadero balompié es: pasión, sentir ese sentimiento en cancha;  demostrar que  lo único que te importa es sentir un balón en el pie; el modo de controlarlo es otra esfera que enmarca al jugador,  con la certeza de sentir propio un dominio,  que sí lo sabe hacer es un placer de jugar.

Al estar viendo un campeonato, donde gira el negocio futbolístico, se está envuelto en un balón lleno de emociones vacías por parte de los clubes y jugadores que lo conforman. Por otro lado la hinchada está envuelta en un estadio, una casa, o una esquina, que se vive a pasión, pero todo con pagar el precio de ver a su equipo preferido.

Sin duda alguna actualmente el fútbol va enmarcado de lo que tú quieras, depende la  realidad o perspectiva negociable, pero en sí el balompié debería ser: balón, ganas y diversión, que enmarque una ciudad, un país y el universo en general.

 

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
  Subscribe  
Notify of