BORROSO


Por: Carlos L. Cedeño


Qué habrá oculto en todo este tema de Siria: religión y poder.

Es un país geopolítico rodeado por pueblos “belicosos”, comparte fronteras con Turquía, Irak Israel, Jordania, el mar de Galilea , Líbano y el mar Mediterráneo, teniendo como capital a su ciudad emblemática de Damasco, muy nombrada en pasajes en pasajes bíblicos. En este sentido un escrito de Isaías dice: “Todo el reino de Siria dejara de existir, al igual que la ciudad de Damasco; además las ciudades del norte, que son el orgullo de Israel, se quedarán sin murallas, Yo soy el Dios todopoderoso y juro que así será. Damasco dejará de ser ciudad, y será montón de ruinas. Las ciudades de Aroer están desamparadas, se convertirán en pastizales; dormirán allí, y no habrá quien los espante”.

Al respecto los más curiosos han lanzado la pregunta: ¿Podría ser esta la profecía de Isaías de fin del Mundo?.

Las repuestas han sido diversas y comparadas con otros sucesos mundialmente conocidos, que no han significado el fin del planeta, por lo que algunos sugieren, ser cautelosos, sobre todo relacionandolo con la teoría bíblica.

Desde que se independizaron de Francia, la familia al- Asad, ha gobernado, convirtiendo su forma de gobierno en república unitaria semipresidencialista cuyos periodos duran siete años, en los mismos que ha venido gobernando los últimos, Bashar-al Asad.

Hasta aquí, una mezcla de religión y poder árabe que tienen en vilo a una población mundial inundada por la información mediática de las redes de sociales con toda clase de nativos digitales

Y entonces surge más interrogantes: ¿Qué buscan Estados Unidos, Rusia y China?, pero dado que el ataque de misiles fue contra una base Siria ¿De quién es aliado de Estados Unidos, del gobierno sirio o de los rebeldes ISIS?

El poder oculto no tiene contemplaciones con la pérdida de vidas humanas, en el que, algunos solidarios buscan sensibilizar a través de imágenes virales de niños manchados de sangre del terror, producto de armas químicas mortales emanadas del cloro prohibido.

Pero este poder oculto que provee de armas a un bando y al otro, qué persigue: ¿Distraernos para potenciar sus economías?, ¿Diezmar una población para reducir la pobreza?, o ratificar ¿Quién es la superhiperpotencia, sobre la que se tiene que regir las demás naciones?.

Muchas preguntas y pocas repuestas.

Ninguna nación necesita intromisión; así tomaron sus decisiones los pueblos de América, sin pedirle permiso o “ayuda” a los yanquis que en democracia no han respetado la libertad de sus propios pueblos ancestrales, y ahora peor querer aniquilar a pueblos con miles de años de civilización que han sobrevivido a la religión del “holocausto”.

Solo es un PUNTO, en un tema negro.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz