Antonio Valencia, ícono en el estadio Old Trafford

Una bandera de Ecuador que flamea en lo alto de la tribuna norte del estadio Old Trafford da cuenta de lo familiar que se han convertido nuestro país y Antonio Valenciapara el Manchester United.

La antigüedad de Toño en la plantilla, los más de 300 partidos jugados con los Diablos Rojos, el reconocimiento y confianza que le brindaron en su momento el mítico entrenador Alex Ferguson y leyendas como Ryan Giggs o Paul Scholes hacen de Valencia un referente de este club insignia del balompié británico. Ya son ocho años y cinco meses que el futbolista amazónico tiene radicado en Mánchester, ciudad del norte de Inglaterra que, en cuanto a su arquitectura, ha conservado muy bien su herencia de la revolución industrial.

Para conocer la genuina historia del United, su museo y su estadio, nos trasladamos a la calle Sir Matt Busby, que es el ingreso al Teatro de los sueños. Antes de comprar el boleto del tour, las estatuas de George Best, Denis Law y Bobby Charlton –en el sector conocido como United Trinity– nos dan la bienvenida al hogar de los Diablos Rojos. El recorrido empieza por el museo: 130 años de fútbol alberga este galardonado espacio que exhibe archivos fotográficos, los trofeos de la Copa de Europa, el de campeón de liga, medallas, antiguos uniformes de leyendas del United, zapatos y otros implementos que se utilizaron en las primeras décadas de existencia del club. Se pueden leer textos de viejos recortes de periódicos y revistas. Por ejemplo, uno que reseña los fuertes daños que el estadio sufrió cuando fue bombardeado en 1941, durante la Segunda Guerra Mundial.

De Valencia hay información audiovisual. Y aunque son contadas las fotos en las que aparece, a Toño se lo puede ver en una gigantografía con el equipo celebrando un título cuando Ferguson lo dirigía. El nombre del ecuatoriano también está en un paseo interactivo en el que destacan los jugadores con más encuentros disputados.

La exploración a Old Trafford incluye el acceso a la grada norte, el Túnel de Múnich (contiene un reloj y una placa en honor a los jugadores fallecidos en el accidente aéreo de 1958), la sala de prensa, la de conferencias de prensa, el área vip, la zona de los futbolistas, el camerino del primer equipo. También el túnel de los jugadores y el túnel central que conduce al banquillo de jugadores y DT (que es la única parte que queda del estadio original construido en 1910).

A pocos metros del campo, donde una cinta impide pisar el césped natural, cautiva el ondear de la bandera de Ecuador, en una esquina de la grada Sir Alex Ferguson. Una persona cercana al entorno de Valencia es Pedro Romero –su agente–, quien nos comenta que el pabellón tricolor fue colocado el día del primer partido que el amazónico disputó con el United. “La bandera siempre está en la esquina, creo que es por el orden alfabético de los apellidos de los jugadores”, indicó.

Otro compatriota, Michael Sánchez, machaleño radicado desde hace dos años en Bury (a 15 minutos de Mánchester), nos cuenta que a Valencia le tienen respeto en Mánchester porque tiene muchos años en el club. “La gente lo ve como un futbolista consolidado, titular indiscutible. Como uno de los mejores, que es muy rápido, que es muy potente. La afición lo quiere mucho”, refirió.

Finalizado el tour, un lugar imperdible de visitar, por lo emotivo, es el memorial de las víctimas de Múnich (por el accidente del que se salvaron, entre otros, Charlton y Busby, luego campeones de Europa). Tiene una placa conmemorativa construida sobre una de las paredes de Old Trafford.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz